El rincón de Javier

kyoto-2009-51-166

Javier Camacho Cruz (Jaén, 1976) ya supo de pequeño que llegaría muy lejos. Y fíjate si lo sabría que ahora vive casi a once mil kilómetros de distancia en un país donde, para colmo, lo que sobra es gente, todos como sardinas en lata. Cambió el aceite de oliva por la salsa de soja, la pipirrana por el sushi y los olivos por los cerezos (si Miguel Hernández levantara la cabeza…). Por eso, su marca ibérica se ha diluido tanto que parece un Toyota Prius un híbrido, pero lo lleva bien, con garbo y salero. Está convencido de que fue el destino, pues en su nombre está escrito, como en Jaén y en Japón, jotas como templos. Es humanista por la Gracia del Excelentísimo y Magnífico Señor Rector de la Universidad de Jaén, pintor por la Gracia de Dios, traductor de literatura japonesa entre los siglos XIX y XX por su propia gracia (Kunikida Doppo, Akutagawa Ryunosuke, Okamoto Kanoko, Kawabata Yasunari…) y pater familias agraciado por tener un hijo lozano de 3 años que lo tiene como Santa Teresa de Jesús, vivo sin vivir en mí… En Sushilandia es profesor universitario e imparte clases de español, historia, arte y literatura. Como puede, intenta compaginar todo ello con su actividad artística como miembro de la Modern Pastel Society of Japan de la que ha recibido varios galardones, además de participar en exposiciones internacionales de la Pastel Society of America y la Pastel Society of UK. No ha mucho tiempo que tiene una nueva afición: poner velas a San Expedito, porque para poder terminar lo recién empezado, su Doctorado en Filosofía, nunca viene mal estar preparado para lo peor, pero esperar lo mejor.

kyoto-2009-51-166 CAMACHO CRUZ, JAVIER. Érase una vez… (HCH 13)

kyoto-2009-51-166 CAMACHO CRUZ, JAVIER. … Y este cuento se ha acabado (HCH 14)

Advertisements