Versos nuevos para días nuevos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA HCH 8 / Enero 2016

Versos nuevos para días nuevos, por Cristina Martínez Chueca

AYER POR LA TARDE rompí los espejos,

luego arrepentida los unté con sal y algo de tequila,

sal para los espejos y tequila en las heridas,

(las peores cicatrices son las que no cicatrizan,

… siguen doliendo tus ojos en mis pupilas)

 

Ayer por la noche inventé algo de magia,

marqué la baraja y después confundí la carta marcada,

y olvidé mi truco, se esfumó la rabia,

(tanto subterfugio distorsiona el alma,

… siguen doliendo las vidas del que tanto amaba)

(27 de diciembre de 2015)

 

EL VIAJE que más recojo

es el que todavía espero,

lo he soñado tantas veces

que sólo debo vivirlo para tenerlo,

tantas veces lo he soñado

que ya tengo hasta su recuerdo.

El dolor que más aguanto

ya no lo espero,

lo he sufrido tantas veces

que no hace falta embaucarlo para perderlo,

tantas veces lo he sentido

que olvido hasta su recuerdo.

(27 de diciembre de 2015)

 

TENÍA tantas ganas de amar,

que acabó amando,

… aunque los gestos seguían faltando,

… aunque quebrantó las horas,

continuó caminando.

 

Esquivó tantas trampas perdidas,

que dejó de notarlo,

… aunque las olas seguían chocando,

… aunque es la noche quien llora,

continuó bailando.

 

Saltó tantas veces su suerte,

que comenzó a narrarlo,

… aunque nunca faltaron historias,

… aunque su luz enamora,

se despidió llorando.

(27 de diciembre de 2015)

 

RESPETO LAS HORAS del día,

consigo que la semana

remate siempre en mi cama,

…ajusto el tiempo a relojes,

aseguro mis entrañas,

empasto los engranajes,

me guardo dos telarañas

y las coso en las ventanas

para que no me entren bichos.

Hago aviones de papel,

(en algunos algo escribo)

los tiro y veo caer,

yo a salvo, siempre agarrada,

… cuando golpean el suelo

me soporto algo tirana.

(27 de diciembre de 2015)

 

CONFIESO QUE QUISE comprimir el aire,

cuánto más faltaba, más era mi empeño,

… confieso que no quise hacerlo.

 

Confieso que quise congelar instantes,

y sólo logré segundos hambrientos,

… confieso los trances inciertos.

 

Confieso que quise agarrarme a la luna,

salté y pude ver el mundo de lejos,

… confieso chocar contra el techo.

(28 de diciembre de 2015)

 

HCH-CRISTINA-FOTO Cristina Martínez Chueca, Madrid, diciembre de 2015

 

Advertisements