Palabras de descanso y rabia

 HCH 7 / Noviembre 2015

Palabras de descanso y rabia, por Cristina Martínez Chueca

HAN PASADO tres tornados por mi casa.

Uno rompió las ventanas abriendo su paso…

paso que rompió jarrones, mi alma y un vaso,

vaso que llevaba un vino que cayó en mi mano y me chupé los dedos…

… y mi mente en blanco.

Otro  me abrió los armarios, los ojos, la cajas…

cajas que escondían besos, espejos y llantos,

llantos que colgué en las alas del puto tornado cerrando los ojos…

… se acabó el espanto.

Y para el tercero, que llegó con furia, ya no había nada…

yo dormía después de la rabia exhausta en mi cama,

se acunó (a su paso mi alma) y se durmió tranquilo…

… de mi alma, nada.

(Madrid, 28 de octubre de 2015) 

HONDEAN recias banderas

que esparcen los corazones,

y gritan padres y madres en los balcones…

¡¡¡… que ya se ha cansado la tierra de tanto grito!!!

y de tanto llanto, llanto y espanto

… llanto del llanto.

Que vienen niños y niñas

que no disciernen ideas,

y gritan del otro lado hasta las abuelas…              

¡¡¡… que se ha cansado la tierra de tanto necio!!!

y de tanto llanto, llanto sin precio

… llanto del llanto.

Los hijos que se avecinan

son llamados populachos,

otros quieren arreglar la vida en grandes, grandes despachos…

¡¡¡… ya está cansada la tierra de boberías!!!

y de tanto llanto, llanto leonino

… llanto del llanto.

(Madrid, 28 de octubre de 2015) 

EN UN INSTANTE se rompió la vida,

lo que conocía, incluso lo que era,

sólo en un instante el mundo se hizo plano,

y se despeñaron los años que esperan

(… años revenidos)

porque en un instante se rompió el instante,

y el tiempo lo vela…     y cayó al abismo     … vientos y mareas.

En menos de un segundo se rompió su risa,

la más apreciada… ¡¡¡ siempre fue muy bella!!!

En menos de un segundo de la risa al llanto,

dejando perdidos jolgorios y fiestas de días pendientes

porque en un instante se rompió el instante,

… y gimiendo vela     … sólo en un segundo     … vientos y mareas.

(Madrid, 29 de octubre de 2015)

RECOJO los papeles arrugados

que llenan mis cajones,

los arrugo un poco más antes de tirarlos,

no los rompo…

… que si alguien ha de leerlos, los leerá,

los tiro y después me escondo.

Me arreglo un poco el pelo,

sin tirones,

me unto con colonia de lavanda y sus deseos,

algo suaves…

… que si alguien quiere olerme, me olerá,

me arreglo y después provoco.

Abrazo bien la almohada y a los sueños

que allí comen,

los ahueco un poco más antes de acostarme,

¡¡¡son tan bellos!!!…

… que si hay que pesar la balanza, se pesará,

triunfará en lo mejor de mi suerte… y en mis cabellos.

(Madrid, 29 de octubre de 2015)

HERMOSA DAMA,

más bien extraño que con tu hermosura

no seas más altiva…

Hermosa dama,

que llenas de gloria todos los lugares

por donde caminas…

           –¿dónde está tu copa? ¿por qué nunca brindas?

¿Por qué nunca brindas,

si por ti hacen brindis

y nunca te enteras?

            –¿Dónde está tu copa?

Siempre está vacía

y tú nunca la llenas.

¡Ay, hermosa dama!

nunca te enteraste por más que miraste

de que eras tan bella.

            –¿Por qué no te miras?

            –¡Tan buenas maneras!

Tan buenas maneras que nunca llegaste

a notar tu grandeza.

(Madrid, 29 de octubre de 2015)

TE QUISE TANTO que no fue suficiente…

no bastó la risa, ni el más vasto orgasmo,

no bastó la bestia…

no bastó el aliento…

te dediqué tantas horas que se me escapó el tiempo,

se me pasaron los días contándote viejos cuentos,

se me esfumaron los siglos colmados entre tu cuerpo…

… es sólo un segundo.

(Madrid, 29 de octubre de 2015)

HCH-CRISTINA-FOTO Cristina Martínez Chueca, Madrid, octubre 2015

Advertisements